El Papa Francisco lamentó los “niveles de pobreza” de Argentina y habló de “mala administración”

El Papa Francisco lamentó los elevados niveles de pobreza e inflación que atraviesa  la Argentina, y apuntó que es producto de una “mala administración” y las “malas políticas”. En una extensa entrevista, el Pontífice también se refirió a un posible viaje al país y aseguró que “la homosexualidad no es un delito”, aunque disparó que es un “pecado”. 

En el marco de una extensa entrevista con la agencia Associated Press, el Papa dejó una serie de definiciones sobre la situación de Argentina. “En el año 55’, cuando terminé mi escuela secundaria, el nivel de pobreza era del 5 por ciento, hoy la pobreza está en el 52 por ciento. ¿Qué pasó? Mala administración, malas políticas”, comentó al respecto.

En este contexto, recordó una popular historia teológica-cultural. “Los ángeles custodios de los países se fueron a quejar a Dios y le dijeron ‘fuiste injusto con nosotros porque a cada uno nos diste una riqueza, minería, agricultura, ganadería, y a los argentinos les diste todo’”, empezó relatando. “Argentina en este momento, y no hago política, leo los datos, tiene un nivel de inflación impresionante”, remarcó el Papa.

“Dicen que Dios pensó un poco, y dijo ‘para equilibrar les di a los argentinos’. Que no se enojen, es un chiste, yo soy argentino, pero algo de verdad hay, no terminamos de llevar adelante nuestras cosas”.

Francisco además descartó un viaje a la Argentina en el futuro próximo, y recordó que en 2017 estuvo a punto de concretarse, aunque finalmente la gira fue acortada. “Estuvo programado en 2017, Chile, Argentina y Uruguay. Bachellet terminaba y yo quería ir estando Michelle. Lo pasamos a diciembre, pero llegar en enero a Argentina… Uno no encuentra ni al perro en la calle, es como el agosto romano. Si recuerda, hicimos Chile y Perú, y después ya no se reprogramó más”.

Qué dijo el Papa Francisco sobre la homosexualidad 

Por otro lado, el papa se refirió a la homosexualidad y aseguró que “no es un delito”, pero sí la calificó como un “pecado”. Por eso, llamó a que los obispos católicos que apoyan las leyes que criminalizan la homosexualidad o discriminan comiencen a atravesar un “proceso de cambio” para reconocer la dignidad de todos.

“También el obispo tiene un proceso de conversión”, dijo, y agregó que debían mostrar “ternura, por favor, ternura, como la tiene Dios con cada uno de nosotros”.

Además, definió como “injustas” las normativas que penalizan la homosexualidad —se estima que hay 67 países o jurisdicciones con este tipo de leyes— y dijo que la Iglesia católica puede y debe trabajar para ponerles fin.

La salud del Papa Francisco

Francisco, a sus 86 años, aseguró también que está “bien de salud”. “Por la edad que tengo, estoy normal. Puedo morir mañana, pero vamos, está controlado”, respondió con ironía.

El Papa también indicó que la diverticulosis, bolsas que se forman en la pared del intestino, había regresado. No es menor, si se tiene en cuenta que en 2021 se le extirparon a Francisco 33 centímetros de intestino grueso. En aquel entonces, el Vaticano describió que se trataba de una una inflamación causada por un estrechamiento del colon.

Finalmente, agregó que tiene una pequeña fractura en la rodilla por una caída, que se había curado sin cirugía, tras un tratamiento con láser y magnetoterapia.