Una directora de un colegio es fanática de Iron Maiden y los padres de los alumnos piden que la echen

Un hecho insólito generó polémica en una escuela de Canadá. El caso es tan absurdo que se volvió viral. La directora del colegio Eden High School, Sharon Burns, es fanática de Iron Maiden. Este gusto por el heavy metal alertó a los padres de los alumnos, quienes pidieron que sea echada de la institución.

Los padres abrieron una petición de firmas en Change.org, llamada “Eden High School Principal, Sharon Burns, Needs To Be Transferred Immediately!”, con el objetivo de que la maestra sea removida de su cargo. En sus argumentos, acusan a la mujer de compartir su gusto por la banda haciendo uso de “imágenes satánicas”, precisó Milenio. Lograron juntar unas 500 firmas.

La petición, que ya fue removida, decía: “Los padres estamos profundamente preocupados porque la directora asignada a la escuela mostró símbolos satánicos y su lealtad a las prácticas satánicas en sus plataformas de redes sociales, donde todos los estudiantes pueden verlas. Exigimos su traslado a otra escuela. Reemplácenla por otra directora que se alinee con los valores de las familias en Eden y que no sabotee la enseñanza o la defensa de esos valores, y que no trate de presentar a los estudiantes impresionables las prácticas satánicas o el simbolismo”.

Los alumnos, defendiendo a la maestra

La contrapartida de esta petición fue una realizada por los alumnos. Ellos también abrieron una junta de firmas en Change.org a favor de la directora, bajo el nombre “We need Mrs. Burns”. En la misma, escribieron: “Recientemente, se lanzó una petición para echar a la directora de la escuela secundaria Eden. Es ridículo que un par de padres juzguen su papel como directora basándose en una publicación de Instagram”.

“Eden High School es una escuela pública. No es una escuela cristiana. Si de alguna manera no les agrada la directora de la escuela de su hijo, envíelo a otra. Ella ha hecho muchos esfuerzos para recordarles a los estudiantes que Eden es un lugar diverso. Incluso ha convertido una habitación entera en una sala de oración para los estudiantes que practican religiones distintas al cristianismo, como la práctica del Islam”, agregaron.

“Ella ha hecho de Eden un espacio seguro para tanta gente. Ella no transmite más que amor y bondad, y es probablemente una de las mejores y más entusiastas directoras que ha tenido la escuela”, cerraron.

Los alumnos superaron a sus padres, y ya juntaron más de 20 mil firmas.