El reclamo de Caló tras el cimbronazo de las Paso: “Más allá de mejorar los sueldos, acá hay que parar la inflación”

El secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y referente de la Confederación General del Trabajo (CGT), Antonio Caló, advirtió este martes que el presidente Alberto Fernández debe “poner a todo su equipo” para “bajar la inflación” para tratar de revertir el duro revés que sufrió el oficialismo en las pasadas elecciones primarias.

“¿Hay que mejorar los sueldos? Hay que mejorar los sueldos. Pero más allá de mejorar los sueldos y lo que vos quieras, acá lo que hay que mejorar es la inflación, lo que hay que parar es la inflación, hay que buscar por todos los medios, la inflación tiene que bajar”, dijo el referente gremial en declaraciones a radio El Destape.

Incluso, Caló desestimó las gestiones que inició el diputado nacional del Frente de Todos de Entre Ríos Marcelo Casaretto para establecer un aumento salarial por decreto. “De nada vale si sacamos un aumento generalizado, si al otro día la inflación se lo come”, advirtió.

“Tiene que ser algo parejo, tiene que ir de la mano. Lo digo así, crudamente. Los aumentos de salario sirven para un tiempito, un mes, dos meses, es una carrera. Nosotros corregimos salarios este año cada tres meses y no alcanza la plata. Todos los gremios. Le aumentan al trabajador 10.000 pesos por mes y la carne aumenta 12. Es una carrera”, completó.

Respecto al resultado de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias, en las que el oficialismo perdió en 18 provincias frente a la coalición opositora Juntos por el Cambio, Caló consideró que “cuando la gente vota, hay que respetar el voto, y de ahí en adelante trabajar para mejorar todo lo que la gente está reclamando”.

“La solución acá es producción y trabajo. Si hay producción y trabajo la gente va a estar contenta. Y cuando hay producción y trabajo se pueden mejorar los sueldos, la calidad de vida”, dijo.

Interpretó además que la derrota del Frente de Todos se explica, en parte, porque “venimos de una pandemia de casi dos años en los que se hizo nada”. “La gente no ha trabajado, estuvo mucho tiempo encerrada y la gente está enojada”, consideró.

El referente sindical no consideró necesarios cambios en el Gabinete del Gobierno nacional, al que calificó como “excelente”, pero sí aprovechó el encuentro que tuvo el lunes con el presidente Fernández para darle un consejo: “Alberto es un buen conductor y le toca a él conducir este partido para adelante. Yo le dije ayer, la pelota la tenemos nosotros, pongamos la pelota en medio de la cancha y empecemos a jugar el partido”, reveló.

Además, Caló recordó que los gremios acompañaron las acciones del Gobierno nacional y puntualmente recordó el trabajo que se realizó para moderar las expectativas inflacionarias y acoplarlas a la proyección del 29% anual que se fijó en el Presupuesto 2021, y que ya quedaron desactualizadas.

“A veces, a nosotros los dirigentes gremiales nos piden una colaboración, y la hacemos. En este año que pasó, Alberto con (el ministro de Economía, Martín) Guzmán dijeron ‘muchachos el Presupuesto está en el 29 por ciento, tratemos de sacar el 29% más el 4 para que se recuperen (los salarios)’. Todos los gremios pedimos el mismo porcentaje, 32 33, 34, 35, y al otro día la inflación se fue al demonio y nosotros no somos los formadores de precios. Hay que agarrar a los formadores de precios que son los responsables para que la Argentina esté como está”, dijo.

La inflación de agosto, según los gremios de la CGT

Aunque se espera el dato oficial sobre la marcha de los precios, que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) dará a conocer este martes, en los gremios observaron que la marcha de la inflación se redujo en agosto y perforó el piso del 3 por ciento.

Así lo indicó un informe del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), dependiente de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), en el que se indicó que en agosto la inflación se ubicó en el 2,9 por ciento.

En el mismo documento, se precisó que en lo que va del año el IPC acumula un 32,2%, y en los últimos doce meses un 51,9%, por lo que al sobrepasar la meta oficial del 29%, los escenarios más probables de cara a fin de año se ubican en la franja del 45-50%.

“Si la inflación permaneciese en el 2,9% mensual en lo que resta del año, los precios de 2021 habrían acumulado un 48,2%. Para que la inflación de 2021 no supere el 45%, los precios mensuales deberían subir como mucho un 2,3% mensual, lo cual supone una marcada desaceleración respecto al registro de los últimos cuatro meses (que rondaron el 3%)”, planteó el estudio mensual del IET.


El documento además puntualizó que “como dato positivo destaca la significativa desaceleración de los precios de los Alimentos y Bebidas, que treparon 1,9% en agosto”. “Se trata del menor registro en más de un año (desde junio de 2020). Las razones de esta moderación se deben básicamente a tres ítems: carnes (que estabilizaron su precio tras el cierre parcial de las exportaciones, el menor ritmo de devaluación del peso y cierto reflujo en la suba de los precios internacionales), frutas y verduras. En estos dos últimos casos, las bajas se explican por razones estacionales. A pesar de esta mejora, los alimentos subieron 53,8% en el último año, por encima del nivel general”, indicaron.