Muerte de la estudiante brasileña: la fiscal interrogó a las amigas que la vieron por última vez

El 12 de septiembre el juez de instrucción Manuel de Campos delegó la investigación por la muerte de la estudiante brasileña Ana Karolina Fernández a la fiscal Cinthia Oberlander.

La nueva fiscal ordenó una serie de medidas tendientes a esclarecer la muerte de Ana Karolina Fernández (22), una chica brasileña que estudiaba medicina en la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Las últimas horas de Ana Karolina

El jueves 3 de septiembre Ana Karolina festejaba con dos amigas más en un bar de del barrio de Belgrano la aprobación de una materia en la universidad. Cerca de la medianoche recibió un mensaje de Juan Ignacio Ameal, tenista de 26 años y con quien tenía una relación. El joven la invitaba al departamento de un amigo de él, Lucas Okita, en avenida del Libertador 654.

La estudiante llegó sola cerca de las 2.30 de la mañana. A las 7 encontraron su cuerpo en el tercer subsuelo del ascensor.

Según el sumario, todo se inició a partir de un llamado al 911 el viernes por la mañana que reportaba la posible caída de una mujer por el hueco del ascensor del edificio, desde el piso 13.

Efectivos de la comisaría vecinal 1A de la Policía de la Ciudad concurrieron al lugar y se entrevistaron con dos jóvenes, uno que vivía en el edificio y el otro, el novio de Fernández, un tenista de 26 años que salía con ella hacía dos años.

Ambos le dijeron a la policía que esa madrugada habían estado tomando bebidas alcohólicas hasta que en un momento Fernández se quedó dormida en un sillón del living y ellos dos decidieron ir a otro sector del departamento.

Siempre según la versión del novio y del amigo, más tarde ambos volvieron donde estaba la mujer y no la encontraron, por lo que al revisar el departamento notaron que en el palier que conduce al ascensor, la puerta metálica del mismo estaba abierta.

Al acercarse, notaron que el ascensor no estaba y presumieron que Fernández había caído por el hueco.

Personal de bomberos de la Policía de la Ciudad encontró el cuerpo de la joven universitaria en el tercer subsuelo del foso del ascensor.

La víctima quedó tendida boca arriba, vestida con un jean azul y una remera negra y en medias, sin calzado colocado.

La Justicia también intentará determinar si en el departamento hubo algún tipo de ingesta de estupefacientes, ya que se secuestró una bolsa plástica con un polvo de color rosado.

Si bien se esperan los resultados de las pericias químicas para ver de qué sustancia se trata, fuentes policiales indicaron que podría ser ketamina en polvo o una nueva droga sintética alucinógena llamada “Tucibi” (por la traducción de 2C-B, sus siglas en inglés) o también conocida como “Venus” o “cocaína rosa” (su único parecido es la presentación en polvo), que combina los efectos alucinógenos del LSD con los enérgicos y eufóricos del MDMA.

Qué declararon sus amigas

Según detalló Infobae, dos de las amigas de Ana Karolina declararon vía Zoom ante la fiscal. Una de ellas vivía con la víctima y la otra fue la que la acompañó hasta el Uber que la trasladó en el edificio donde encontró la muerte. 

Hay una tercera amiga, que también estuvo esa noche, que envió un mail a la fiscalía pidiendo declarar, pero por el momento no fue tenida en cuenta. 

“Ana no sólo conocía a Juan Ignacio, también lo conocía al otro chico. Es más, ella ya había estado en ese departamento en otra ocasión también invitada por Ameal. Hasta tenemos videos de eso que podemos aportar”, dijo una de las amigas introduciendo un dato que hasta el momento no figuraba en el expediente. Esos videos aún no fueron requeridos por los investigadores. 

En otro tramo de la declaración una de las amigas contó cómo fueron los momentos previos a que Ana Karolina fuera al departamento de Libertador: “Una de las chicas estaba en auto y nos dejó en mi casa a mí y a Ana. Las dos subimos a mi departamento. Ella se cepilló los dientes, se puso perfume y llamamos al Uber desde su celular. Cerca de las 2, yo bajo con ella, le doy un abrazo y la veo subir. Antes de eso le pedí que me avisara cuando llegara pero nunca lo hizo. Muy extraño en ella que siempre avisaba”.

Un dato fundamental: la Justicia no posee cámaras de seguridad. Al menos ninguna que pueda aportar datos para intentar dilucidar qué fue lo que pasó en el departamento dúplex que ocupa los últimos dos pisos del edificio, el 13 y el 14.

Autopsia

Fuentes judiciales indicaron que la autopsia determinó como causa de muerte los múltiples traumatismos que padeció la víctima en su caída de 16 niveles, desde el piso 13 al tercer subsuelo, pero la fiscal aguardaba los resultados de los estudios toxicológicos y otros complementarios para incorporarlos al expediente.

“Por el momento no descartamos ninguna hipótesis: desde un accidente por una falla en la puerta del ascensor, hasta un hecho criminal. Tampoco descartamos que esté vinculado con la ingesta de alguna droga. Estamos en plena etapa de investigación”, confió a Télam una fuente de la investigación.

Familia de Ana Karolina

La familia de Ana Karolina, que reside en Brasil, todavía espera para que le entreguen el cuerpo. Su intención es sepultarlo en el estado de Goiás donde la victima vivió hasta que viajó a la Argentina. A pesar de que ya consiguieron los 5 mil dólares  para realizar la repatriación, los trámites judiciales se lo impiden.

“Los trámites burocráticos los está realizando un tío de Ana Karolina que vive en San Pablo pero hasta el momento no logró destrabar la entrega del cuerpo. Además, está realizando las gestiones para que le permitan viajar a Buenos Aires a recoger las pertenencias de ella, algo complicado con los vuelos aún cerrados por la cuarentena”, dicen desde el entorno de la joven fallecida.

Silvana Lara Ferreira, la mamá de Ana Karolina, no solo lucha para que le entreguen los restos de su hija, también para saber qué pasó con ella: “No tenemos nada concreto y ninguna previsión para la liberación del cuerpo. Estamos a la espera. Ya le hemos pagado a la funeraria el traslado, pero aún falta la liberación por parte de la justicia”, dijo al diario O Globo.

Las amigas de la joven abrieron una cuenta de Instagram llamada “justicia_karolfernandez”.

ana_1600785137.jpg
Ana Karolina. Estaba en tercer año de Medicina en la Universidad de Buenos Aires (Foto Facebook Ana Karolina).
Ana Karolina. Estaba en tercer año de Medicina en la Universidad de Buenos Aires (Foto Facebook Ana Karolina).
Ana Karolina. Estaba en tercer año de Medicina en la Universidad de Buenos Aires (Foto Facebook Ana Karolina).