AstraZeneca explicó que la pausa en los estudios es una “acción de rutina”

El laboratorio AstraZeneca, quien está desarrollando una de las potenciales vacunas contra el virus SARS-CoV-2, salió a aclarar que la pausa temporal en los estudios es una acción “rutinaria”. Esta “debe suceder siempre que haya una enfermedad potencialmente inexplicable” en algún participante de los ensayos. 

La empresa afirmó en un comunicado de prensa que “durante las pruebas de la vacuna de Oxford contra el coronavirus, se activó un proceso de revisión estándar, para permitir que un comité independiente revise un evento único de enfermedad inexplicada; que ocurrió durante la fase III de los ensayos en el Reino Unido”. 

Además, aseguró que la misma está trabajando para que se acelere la revisión, y así “minimizar cualquier potencial impacto en el desarrollo de las pruebas”. Pero que su prioridad es la seguridad de los participantes. 

Pascal Soriot, director Ejecutivo, dijo que “el corazón del trabajo de AstraZeneca es la ciencia, la seguridad y los intereses de la sociedad”; y que esta pausa es una demostración de que siguen esos principios. “El comité de expertos independientes nos orientará en cuándo retomar los ensayos” para poder “proveer con la vacuna de forma equitativa y sin fines de lucro durante esta pandemia”. 

Sobre la vacuna

El antídoto de AstraZeneca, elaborado en conjunto con la Universidad de Oxford, es el que luego se produciría en Argentina, para distribuirse por América Latina. La misma se encuentra en fase III, un estadio clave para logar una vacuna. Otras vacunas contra el Coronavirus que han alcanzado la fase son la del laboratorio Pfizer y también la de la empresa china Sinopharm.

El rol de esta etapa no sólo es conocer la efectividad del antídoto, sino además conocer sus potenciales efectos adversos. 

21-08-2020-fases-desarrollo-de-vacuna-coronavirus-WEB_1597958420_1599704833.jpg
Las pruebas tuvieron que ser suspendidas por una “enfermedad inexplicable” en uno de los sujetos participantes. (AP)