Rusia denuncia una “campaña de desinformación” por el caso Navalny

Rusia denunció hoy una “campaña de desinformación” con miras a imponer nuevas sanciones al país, un día después de que las potencias del G7 exigieran a Moscú que encuentre y procese rápidamente a los culpables del presunto envenenamiento del líder de la oposición Alexey Navalny.

“La gran campaña de desinformación en curso es la prueba evidente de que sus iniciadores no se preocupan de la salud de Navalny” y “buscan movilizar para imponer sanciones”, afirmó la diplomacia rusa en un comunicado citado por la agencia de noticias AFP.

“Seguimos pidiendo con insistencia que Alemania nos entregue la información sobre el examen médico de Navalny, incluidos los resultados de los análisis bioquímicos”, agregó el comunicado, que denunció además “ataques infundados contra” Rusia.

“Lamentablemente, la parte alemana está frenando el proceso”, por lo que “la histeria en torno a este asunto no cesa de aumentar”, lamentó.

Los ministros de Relaciones Exteriores de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido afirmaron ayer en un comunicado estar “unidos en la condena, en los términos más fuertes, del envenenamiento confirmado” de Navalny, mientras la Unión Europea (UE) mencionó posibles sanciones.

El “atentado” sufrido por Navalny supone un “duro golpe” al pluralismo democrático, prosigue el texto, para recordar a Moscú la obligación de atenerse a los compromisos con los derechos fundamentales, entre ellos la libertad de opinión.

Navalny, de 44 años y principal opositor al Kremlin, está siendo tratado en Berlín tras haber sido trasladado desde Siberia, en Rusia.

Según el gobierno alemán, análisis realizados en un laboratorio militar indican que el opositor fue envenenado con un agente neurotóxico de tipo Novichok, que desarrollaba Rusia en la era de la Unión Soviética.

El activista salió el lunes del estado de coma inducido, aunque el equipo médico no descarta que sufra las secuelas del envenenamiento, de acuerdo al último parte emitido por la Charité,la clínica berlinesa donde se encuentra internado.

navalny_1599656299.jpg