“Lo llevaron al Aconcagua y no lo atendieron”, dijo la hermana del joven que manejaba

La hermana del joven que manejaba el Fiat Argo en el que murió un adolescente de 17 años en el Centro de la ciudad tras recibir un disparo de arma de fuego, contó que en el auto iban cinco jóvenes que regresaban de un bar. 

“Estaban volviendo de un bar, les quisieron robar y les rompieron el espejito del auto. Ellos quieren girar en U cuando los ve un patrullero, que le preguntó a los de la moto qué había pasado”, relató Florencia a El Doce

Según su versión, los ocupantes de la moto habrían dicho que ellos habían sido víctimas de un intento de robo. “Ahí empezaron a tirar tiros de atrás, mis hermanos pensaron que era una piedra hasta que Blas dijo que le pegaron un tiro, que lo lleven al hospital”, relató la mujer en diálogo telefónico. “Mi hermano a toda máquina empieza a manejar hacia el primer hospital que era el Aconcagua”, narró. 

De los cinco ocupantes del auto, dos se bajaron, y su hermano junto a la novia llevaron al adolescente herido a la Clínica Aconcagua. “Baja a este chico y le dicen que no lo pueden atender porque fue en la calle. Lo ayudan a volver a subir a Blas al auto y cuando se están dirigiendo a otro hospital los intercepta la policía”, contó. 

“Nosotros llegamos y ya estaba todo el procedimiento. Mucho no pudimos ver porque no podíamos acercarnos, nos contaron unos vecinos que habían podido ver algo, pero no sabemos mucho”, agregó Florencia. 

A las 9, su hermano continuaba en sede policial declarando por la muerte de su compañero del colegio. “Esperamos que se haga justicia”, concluyó la mujer. 

Ramiro Saravia, padrastro del jóven asesinado, dijo que no recibieron ninguna explicación. “No nos dieron explicación, nos mandaron a la Central (de Policía), tampoco nos dieron precisiones. En una hora o dos horas levantaron el vehículo. Bastante raro”, consideró el hombre en diálogo con Aquí Petete

Cristian Báez, abogado de la familia, cuestionó que no hayan recibido ninguna comunicación oficial. “Hay versiones de un tiroteo, son versiones. Aquí está la madre que no sabe qué pasó con su hijo. Nadie le dio una explicación. Realmente es vergonzoso”, cuestionó en la misma emisora. 

Por qué no lo atendieron en el Aconcagua

Roberto Chacón, director del Aconcagua, dijo esta mañana a Cadena 3 que fue un administrativo quien recibió el pedido de ayuda por el joven baleado, y que fue él quien lo derivó al Hospital de Urgencias. 

“Un administrativo recibe en el ingreso al Sanatorio a una persona femenina que le pedía ayuda por una persona herida en la calle. Por sentido común, le dice que lo lleve al Urgencias, que llame al 107 o a la Policía. Le dice que lo ayude a cargarlo al vehículo, así que sale esta persona, ayuda a levantarlo, lo sube al vehículo y le da indicaciones de cómo llegar la Urgencias”, relató Chacón. 

Consultado sobre si había algún médico que hubiera podido auxiliar al joven, aclaró que ningún médico se enteró del episodio. “Nosotros tenemos guardia, pero ningún médico se enteró. El administrativo no dio aviso al cuerpo médico”, concluyó. 

Valentino Blas Correas (Foto de Facebook).
En pocas horas, el operativo y el auto ya habían sido recogidos del lugar (Ramiro Pereyra).
Valentino Blas Correas (Foto de Facebook).