Perseverance: un descenso “de terror” y 9 experimentos que hará la Nasa en Marte

Lanzar una misión a Marte es fácil. El problema es descender en este planeta. Ese es el próximo gran desafío de Perseverance, la misión de la Nasa propulsada con éxito este jueves.

Cualquier nave que llega de la Tierra debe disminuir drásticamente su velocidad, prácticamente sin ayuda roja. Ocurre que este planeta tiene una atmósfera muy fina y poco densa como para frenar cualquier objeto que busque pisar su suelo.

Ninguna misión de la antigua Unión Soviética y la actual Rusia, como tampoco de la Agencia Espacial Europea lograron amartizar hasta ahora.

Nasa tiene seis misiones exitosas (Pathfinder, Opportunity, Spirit, Phoenix, Curiosity e InSight). Perseverance utilizará el mismo sistema de descenso complejo de Curiosity, bautizado “siete minutos de terror”.

Antes de eso, la misión deberá recorrer los 497 millones de kilómetros que separan a la Tierra de Marte. Llegará el 18 de febrero a una velocidad de 19 mil kilómetros por hora. Una serie de procedimientos buscarán frenar a cero y amartizar en el cráter Jezero, el cual fue un antiguo lago marciano con un delta.

Ese viaje crucero rumbo al planeta rojo está guiado por un software desarrollado por el ingeniero argentino Miguel San Martin que trabaja en la Nasa desde hace años.

Paso a paso

Cuando la señal de que la nave comenzó con el descenso llegue a la Tierra, la misión ya lo habrá hecho (o habrá fallado). Esto se debe a que la comunicación entre los dos planetas tarda 15 minutos llega, mientras el amartizaje demora siete minutos.

  • La cápsula de ingreso a Marte protegerá al rover del calor que se genera por el roce con la atmósfera.
  • A los dos minutos se abrirá un paracaídas para reducir la velocidad de 1.500 a 500 kilómetros por hora.
  • A unos 10 kilómetros de altura se liberará de la coraza protectora y comenzará a analizar el terreno para el aterrizaje.
  • Antes de los seis minutos se liberará del paracaídas y de la carcasa superior y luego encenderá sus retrocohetes.
  • La parte superior funcionará como una grúa que bajará al rover hasta el suelo marciano a 25 kilómetros por hora a través de unas sogas. La grúa voladora luego se retirará.

Experimentos

Perseverance es un rover de seis ruedas y más de mil kilos que lleva varios experimentos con dos objetivos: detectar señales de que Marte estuvo habitado en el pasado y probar tecnología para la conquista del planeta rojo.

1) Ojos para ver. MastCam-Z es un par de cámaras con zoom ubicadas en el mástil de rover. Puede construir panorámicas en color y estéreo de 360 grados para la conducción de rover y para investigación. Pero la misión posee 18 cámaras más.

2) Oxígeno para respirar. Moxie es un experimento para ver si es posible producir oxígeno a partir del dióxido de carbono que abunda en Marte. El oxígeno no solo será necesario para que los astronautas respiren, sino que también se utiliza como combustible para los cohetes encargados de su regreso.

3) Estación meteorológica. Meda, el instrumento desarrollado por científicos españoles, es una estación meteorológica capaz de medir velocidad y dirección del viento, humedad, temperatura, presión atmosférica y radiación solar. Una cámara que mira al cielo estudiará la cantidad y tipos de nubes.

4) Brazo para taladrar y analizar. Perseverance tiene un brazo robótico de dos metros de largo con varios instrumentos en su extremo. Posee una cámara y un láser de rayo X para detectar 20 diferentes elementos químicos en muestras de rocas (Pixl). También un taladro con el que recolectará muestras para analizarlas o guardarlas en un depósito espacialmente diseñado.

5) Radar de subsuelo. Rimfax es un radar capaz de analizar el subsuelo. Es objetivo es mejorar este tipo de tecnología para poder detectar agua congelada en futuras misiones, un elemento vital para una misión tripulada.

6) Un detective y su ayudante. Sherloc es un instrumento también ubicado en el brazo robótico. Es un rayo láser ultravioleta que tiene la capacidad de analizar muestras para detectar minerales y compuestos orgánicos. Tiene el apoyo de la cámara Watson.

7) Traje para protegerse. Sherloc también analizará cinco muestras de materiales enviadas en la misión que se podrían utilizar para fabricar los trajes espaciales de los astronautas.

8) Un láser en serio. Supercam es un láser en serio porque este rayo puede calentar la roca hasta los 10 mil grados. De esta forma es capaz de analizar la huella química dejada esta chispa. Puede analizar muestras que estén hasta a siete metros de distancia.

Un helicóptero marciano

El noveno experimento es Ingenuity, el primer artefacto en volar fuera de la Tierra. No será fácil porque en Marte la temperatura es de 90 grados bajo cero y su atmósfera tiene una densidad de solo el uno por ciento comparada con nuestro planeta. La ventaja es que la baja gravedad marciana (un tercio de la terrestre) lo hace más liviano.

Se trata de un helicóptero autónomo (ningún humano lo va a controlar) de 1,8 kilos. Tiene una hélice de cuatro aspas de 1,2 metros de largo cada una que girarán a 2.400 revoluciones por minuto, cuatro veces más rápido que un helicóptero terrestre.

Funciona con energía solar y tiene dos cámaras, una para navegación y otra para fotografiar los hermosos paisajes marcianos y a la propio rover Perseverance.

perseverance_1_1596119697.jpg
Descenso-Marte-Perseverance_1596118505.JPG
Marte-perseverance-nasa_1596118550.jpg
Traje_espacial_1596118526.jpg
Trabajos. Tras descender en Marte, Perseverance realizará una serie de experimentos. (Nasa)
perseverance_1_1596119697.jpg