Nuevo brote de violencia en Darfur deja 60 muertos

Un nuevo brote de violencia en la región sudanesa de Darfur dejó más de 60 muertos, informó la ONU el domingo, choques que amenazan con hacer descarrilar una frágil transición a la democracia más de un año después de que las fuerzas armadas derrocaran al dictador Omar al Bashir.

La Oficina de las Naciones Unidas de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés) en Sudán indicó que unos 500 hombres armados atacaron el sábado la localidad de Masteri, ubicada a 48 kilómetros (30 millas) al sur de Genena, la capital de la provincia de Darfur Occidental.

Los enfrentamientos entre los masalit y otras tribus árabes en el área comenzaron horas antes el sábado y se extendieron hasta el domingo por la noche, reportó la agencia noticiosa estatal SUNA, citando fuentes no identificadas. Las autoridades solicitaron refuerzos militares para detener los choques.

El reporte de SUNA no proporcionó una cifra de muertos, pero sí indicó que docenas de personas fueron asesinadas o resultaron heridas, y más de 60 lesionados fueron trasladados en helicóptero a Genena para ser atendidos.

Un número no confirmado de casas fueron saqueadas y quemadas en el poblado, así como la mitad del mercado, señaló OCHA. La localidad se encuentra en la frontera con Chad.

Luego del ataque, unas 500 personas acamparon en protesta frente a la Casa Sultán Masalit, un asentamiento que alberga a unas 4.200 personas desplazadas en Masteri, señaló la agencia de la ONU. Los manifestantes exhortaron a las autoridades a que los protejan de los ataques.

Sudán se encuentra en un frágil camino hacia la democracia después de que un alzamiento popular derivó en el derrocamiento de Al Bashir a manos de las fuerzas armadas en abril de 2019. En la actualidad el país tiene un gobierno militar-civil hasta que haya elecciones, posiblemente a fines de 2022.

Al menos 60 víctimas fatales fue el resultado de un nuevo brote de violencia en Darfur.