Bolsonaro apunta a satisfacer al ala evangélica de su electorado

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, nombró como ministro de Educación al pastor evangelista Milton Ribeiro, un guiño al sector evangelista de su electorado tras las duras críticas a su antecesor, Carlos Alberto Decotelli. Ribeiro ha defendido que el padre debe ser quien “imponga la dirección a seguir en la familia” y ha atacado la “ideología de género”.

La decisión fue publicada por el propio Bolsonaro en redes sociales. Ribeiro fue vicerrector de la Universidad Mackenzie de São Paulo.

“He designado al profesor Milton Ribeiro como titular del Ministerio de Educación. Es doctor en educación por la USP, maestro en Derecho por la Universidad Presbiteriana Mackenzie y graduado en Derecho y Teología. Desde mayo de 2019 es miembro de la Comisión de Ética de la Presidencia de la República”, explicó Bolsonaro.

Ribeiro es el tercer ministro de Educación de Bolsonaro en poco más de un año y medio de mandato. El nombramiento tiene un marcado carácter técnico, pero también satisface a los sectores evangélicos y a la denominada ala ideológica liderada por el escritor Olavo de Carvalho. Una de las prioridades de Ribeiro será la “guerra cultural” contra la izquierda y ha sido celebrado ya por el sector educativo privado.

El propio Ribeiro publicó una nota tras el nombramiento en el que defiende un “pacto nacional por la calidad de la educación en todos los niveles” con adhesión de la clase política, la academia, los estudiantes, las familias y la sociedad en general.

En una de sus homilías, Ribeiro defendió recientemente que debe ser el padre el que “imponga la dirección a seguir” dentro de la familia.

“Cuando el padre no impone (…) la dirección a la familia (…) viven flirteando con el pecado”, afirmó, según consignó el diario brasileño Folha. En 2018 en plena campaña electoral pro Bolsonaro defendió un argumento similar: “las familias con madre y abuelo son fábricas de desajustados”, de “mano de obra para el narcotráfico”.

Más moderado

El nuevo miembro del Gabinete, a pesar de su indicación por parte de las iglesias evangélicas, llega a ocupar la cartera con un papel más moderado que el de los dos primeros titulares del Ministeiro en el actual Gobierno y que formaban parte de la corriente extremista y conservadora que apoya al mandatario.

El filósofo colombiano naturalizado brasileño Ricardo Vélez Rodríguez y su sucesor Abraham Weintraub, ambos sugeridos por el pensador conservador Olavo de Carvalho, una especie de “gurú” de Bolsonaro, buscaron imponer su ideología en las políticas de educación y tejieron una red de polémicas en su entorno que terminaron con sus salidas del gobierno federal.

Decotelli, en tanto, fue recomendado por los ministros y consejeros militares que apoyan a Bolsonaro y su nombramiento, en principio, llegó a agradar a diversas esferas políticas por tratarse del primer ministro negro del actual Gobierno y por tener un aparente currículo de excelencia académica, condición que se fue al piso al ser desmentido.

La mujer del presidente dio negativo de Covid-19

Michelle Bolsonaro y sus hijas se sometieron a examen.

Michelle Bolsonaro, la esposa del presidente brasileño, quien tiene coronavirus, dijo ayer que ella y sus dos hijas habían dado negativo para el virus. Laura, la menor de las niñas y de 9 años, es fruto de la unión con el mandatario. “Mis hijas y yo dimos negativo para Covid-19. Agradezco las oraciones”, señaló la esposa del mandatario a través de Instagram. Su abuela había sido intubada y llevada al hospital la semana pasada.
 

Ideología. El presidente brasileño es conservador y suele tener expresiones homofóbicas. (AP)