Un buque de guerra venezolano se hundió mientras embestía a un barco de pasajeros alemán

Esta semana trascendió la noticia de un episodio que tuvo lugar cerca de las costas de Curazao y que involucra a la Guardia Nacional Bolivariana y a un crucero alemán de bandera portuguesa. 

Al parecer, en la madrugada del lunes, el crucero RCGS Resolute, propiedad de la Columbia Cruise Services con sede en Hamburgo, navegaba en aguas internacionales a 13.3 millas náuticas de la isla de Tortuga, con 32 tripulantes y sin pasajeros a bordo, cuando fue abordado por un buque de la Marina venezolana. 

Según informó la empresa, el barco alemán se encontraba realizando tareas de mantenimiento mientras se dirigía a la isla de Curazao, en las antillas neerlandesas. 

A través de la radio, la Guardia Nacional Bolivariana cuestionó la presencia del buque, a pesar de que se encontraba en aguas internacionales, y ordenó al capitán de la embarcación dirigirse a Puerto Moreno, en la Isla Margarita. 

Mientras el capitán del barco se comunicaba con la oficina central a la espera de instrucciones, “el buque venezolano disparó y se acercó a estribor a velocidad con un ángulo de 135° y colisionó a propósito con el RCGS Resolute. El buque de la marina continuó embistiendo la proa de estribor en un aparente intento de girar la cabeza del barco hacia las aguas territoriales venezolanas”. 

Sin embargo, la embarcación alemana dispone de casco reforzado, que además le permite navegar en el hielo, por lo que sufrió daños menores. En cambio, el buque de la Marina venezolana sufrió graves daños y el agua comenzó a infiltrarse en la embarcación, por lo que en poco tiempo se hundió en el mar Caribe. 

La empresa alemana informó, además, que su embarcación permaneció durante más de una hora cerca de la escena y que los intentos de contactar al buque venezolano “quedaron sin respuesta”.

La tripulación venezolana fue rescatada por la Guardia Nacional Bolivariana y no se reportaron víctimas fatales.

Desde Venezuela 

El Ministerio de Defensa de la República Bolivariana de Venezuela informó “que el guardacostas Naiguatá (GC-23) de la Armada Boliviariana, que se encontraba en labores de patrullaje al Noroeste de la isla La Tortuga, fue abordado (colisionó) por el buque de pasajeros ‘Resolute’ (122 m. de eslora y 8.300 ton. de desplazamiento), de bandera portuguesa, al momento en que se le efectuaba un procedimiento de control de tráfico marítimo, lo que generó daños de gran magnitud y ocasionó la zozobra del referido guardacostas. Toda la tripulación salió ilesa”. También anunció que emprenderá acciones legales acusando a la tripulación del crucero luso por no auxiliar a los marinos venezolanos.

Nicolás Maduro acusó al capitán del RCGS Resolute de “terrorismo y piratería”.

El incidente se produjo en la misma semana que la Casa Blanca acusó a Maduro de narcoterrorismo y ofreció 15 millones de dólares por datos que lleven a su arresto. 

 

El BVL Naiguatá. (Ministerio de Defensa de Venezuela)
El RCGS Resolute. (Columbia Cruise Services)
El BVL Naiguatá. (Ministerio de Defensa de Venezuela)