En vivo: la conferencia de López Obrador del 8 de noviembre

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reiteró este viernes que durante su administración no se combatirá la violencia con más violencia.

“El uso de la fuerza, la guerra, ya demostró que no es opción, resultó un fracaso. En vez de resolver el problema, lo agravó. No, la guerra no. Tenemos que resolver el problema como lo estamos haciendo. Claro, lleva tiempo pero tenemos confianza”.

Continuó: “Nosotros tenemos una estrategia para la paz, consiste, primer, en garantizar el bienestar a la población, incluye que no haya corrupción, que no se asocie a la autoridad con la delincuencia”.

Desde su investidura el pasado 1 de diciembre, el mandatario adelantó que su plan contra la inseguridad sería distinto al de los gobiernos anteriores y que la estrategia de “descabezar cárteles” no sería su prioridad; sin embargo, acontecimientos como el Culiacanazo y la masacre de los LeBarón han hecho cuestionar el actual papel de la delincuencia organizada, sobre todo porque el número de homicidios violentos sigue en crecimiento.

“Desde luego, esta estrategia no pone por delante el uso de la fuerza. La violencia no se combate con violencia […] Ayuda mucho que la autoridad de el ejemplo de rectitud. Si hay corrupción en las autoridades, si mienten como respiran, será un mal ejemplo”, respondió López Obrador.

El presidente aseguró que los recientes hechos de violencia a los LeBarón serán investigados y esclarecidos. “Hay capacidad técnica tanto en el Ejército como la Marina, hay profesionalismo y se están aplicando estrategias de investigación”.

Cuestionado sobre si aceptará la ayuda que su homólogo, Donald Trump, le ofreció para el combate a los grupos delictivos, López Obrador aseveró que “hay un equipo para indagar los hechos, desde luego para hacer justicia, y está indagando todas las hipótesis”.

Para el jefe de Estado dejar solos a los narcos es la mejor estrategia para terminar con las células delictivas que dominan en el país. “Lo que se quiere es que no tengan bases sociales, que se vayan quedando solos”, dijo.

Asimismo, reiteró su confianza en la recién fundada Guardia Nacional, que traería paz a un país aterrorizado por los cárteles de la droga. “La Guardia terminará de desplegarse el próximo año. Hasta el momento se tienen desplegados 75,000 elementos, pero van a ser 140,000″.

A mediados de octubre, al menos 4,100 miembros de la GN fueron asignados a Sonora y Chihuahua, sin embargo, muchos de ellos tienen la tarea de evitar que los refugiados entren a EEUU, dejando desprotegido gran parte de las tierras dominadas por los cárteles.

El mandatario aseveró que “con estos hechos lamentables (Culiacanazo y LeBarón) se puede pensar que así está todo el país, afortunadamente no es así, está focalizado el delito de homicidios”.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

Matanza de cárteles desafía estrategia de seguridad de AMLO

Dolor y rabia en el funeral de los LeBarón en México